miércoles, 24 de junio de 2009

BIZCOCHO DE CLARAS CON COCO

Desde que me he hecho internauta culinaria, en casa no se tira nada. Ayer hice una crema pastelera para mi compi Mercè y con las claras he aprovechado para hacer un bizcocho que había visto en algún foro y que me apetecía probar, lo he tuneado un poco añadiéndole un poco de leche, porque la masa, para mi gusto me había quedado un poco espesa y coco, que a mi costi le encanta. Aquí la prueba del delito.



Ingredientes:

- 6 claras de huevo
- 125 gr. de harina
- 100 gr. de azúcar glass
- 50 gr. de aceite de girasol
- 50 gr. de coco rallado
- 1 sobre de gasificante (1 blanco y 1 lila de mercadona)
- 1/2 vaso de leche desnatada (para compensar ... jejeje)
- Mermelada al gusto y coco rallado para decorar.

Preparación:

Precalentar el horno a 180 º.
Se montan las claras a punto de nieve. Se reservan.
Se mezcla bien la harina, con el azúcar glass, el aceite, el coco, los gasificantes y la leche.
Se añade las claras montadas y se vuelve a mezclar con movimientos suaves y envolventes para que las claras no bajen.
Yo lo he puesto en un molde de cake. Al horno a 180 º 25 minutos abajo y 5 minutos más arriba y abajo.
Lo he decorado con mermelada de naranja y coco espolvoreado.

6 comentarios:

Eva dijo...

me encantan los bizcochos de claras, tan esponjositos y ligeros! y este con coco, qué rico!!!

Mery dijo...

Que rico, siempre he escuchado lo de las claras pero nunca probe, viendo esta receta me dan ganas de hacerlo, la apunto.


Un saludo y gracias por la receta.

Yolanda dijo...

Eva,
Te lo recomiendo. Es uno de los bizcochos más esponjosos que he comido ... y con la mermelada de naranjas amargas le daba un toque riquísimo.
Un beso.

Yolanda dijo...

Mery,
Cuando lo hagas me cuentas ... mi costi ya me pregunta cuando lo voy a repetir ... jejeje.
Un saludo.

Mar dijo...

Que pinta tiene ese bizcocho.. !!
Besitos..

Yolanda dijo...

Mar,
Además de la pinta, está delicioso. De verdad que me ha sorprendido su esponjosidad. Además al ponerle la leche lo ha dejado un poco húmedo y para mí con una textura perfecta.
Un besín.